Unas 60 empresas pymes perteneciente al Distrito Nacional (regionales 10 y 15), así como unos 65 directores  de centros educativos públicos de la misma demarcación firmaron hoy sus respectivos contratos para servir  alimentos  a partir del 18 de este mes a los estudiantes de escuelas públicas.

El Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) está apoyando a las escuelas que tienen dificultades económicas para adquirir los utensilios necesarios para servir el almuerzo escolar.

De igual manera, los centros educativos estatales pueden hacer un levantamiento de los estudiantes que no han adquirido sus uniformes y notificarlo a ese instituto para que les sean enviados.

El director del Inabie, una dependencia del Ministerio de Educación, René Jáquez, explicó que la distribución de los uniformes se inició en el interior del país, específicamente San Juan y zonas fronterizas, porque son las áreas de mayores niveles de pobreza; mientras en el Gran Santo Domingo se han estado entregando de forma muy focalizada.

“Cualquier escuela que en estos momentos nos notifica que les faltan uniformes nosotros se lo hacemos llegar”, manifestó Jáquez, tras indicar que para esto el Inabie tiene un protocolo establecido mediante el cual la dirección del centro educativo debe señalar el grado del estudiantes y las tallas de zapatos, pantalón y camisa. 

En cuanto a los utensilios para el almuerzo escolar, Jáquez dijo que está establecido que la dirección de los centros educativos adquiera con sus recursos los platos, cucharas y vasos para el almuerzo escolar; sin embargo, los utensilios serán suministrados por este instituto en las escuelas que tengan limitaciones de fondos. 

“Solamente basta con que nos dirijan una comunicación al Inabie en la que especifiquen que no disponen de suficientes recursos para la adquisición de esos productos y nosotros se los hacemos llegar inmediatamente”, dijo Jáquez.