Puerto Plata.- Con el objetivo de que los estudiantes puedan tener su utilería escolar antes de inicio del año escolar, el Ministerio de Educación, a través del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil, entregó 34,609 kits escolares a 277 centros educativos en la regional 11 de Puerto Plata.

Con una inversión de 46 millones 673 mil 9 pesos, el INABIE entregó utilería a los distritos 11-02, 11-04, 11-06 y 11-07.

SANTO DOMINGO.- Los ministros de Educación, Andrés Navarro y de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, sostuvieron un encuentro este lunes con el objetivo de coordinar acciones para eficientizar los procesos burocráticos financieros y de supervisión en las construcciones de centros educativos, en el marco del Programa Nacional de Edificaciones Escolares.
 
Durante el encuentro, ambos ministros ratificaron el compromiso de mejorar la gestión burocrática, tanto en la agilización de los pagos, optimización en el tiempo de terminación de las obras, y en la debida supervisión, a los fines de impulsar la meta del presidente Danilo Medina de universalizar la Jornada Escolar Extendida en toda la geografía nacional.
 
Navarro precisó que el Ministerio de Educación desarrolla una intensa labor de modernización de su sistema financiero y administrativo, medida clave para agilizar el proceso de construcción de escuelas.
 
“La finalidad nuestra es eficientizar y agilizar los trámites de los pagos de las cubicaciones y los cierres contractuales. Por eso hemos dispuesto de una serie de medidas para eficientizar los procedimientos de tramitación técnica y financiera, sin perder el rigor en la calidad de las obras”, explicó.
 
Mientras que el ministro Gonzalo Castillo refirió que la institución bajo su dirección está plenamente comprometida con el avance del Programa Nacional de Edificaciones Escolares. “Continuaremos trabajando de la mano del Ministerio de Educación pues sabemos que juntos podremos lograr la universalización de la Jornada Escolar de Tanda Extendida, programa que nuestro presidente Danilo Medina ha logrado extender ya a toda la geografía nacional, garantizando un futuro de esperanza y prosperidad para la niñez y la juventud dominicana”.
 
En febrero pasado, los ministerios de Educación y Obras Públicas, y la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), suscribieron un acuerdo de colaboración interinstitucional para la transferencia definitiva a Obras Públicas de la construcción de los planteles escolares a cargo de la OISOE, de conformidad con el decreto 348-16 emitido por el presidente Danilo Medina.
 
El convenio tiene como base el referido decreto cuyo objetivo fundamental es la optimización de los estándares de calidad en la prestación del servicio de la educación pública, así como la gestión prudente de los recursos económicos.
 
En el encuentro estuvieron, además, Nelson Ortega, director Financiero del Ministerio de Educación; Milton Torres, de Fiscalización; Juan Luis Bello, consultor jurídico, entre otras personalidades.

SANTO DOMINGO.- En ocasión de conmemorarse este lunes el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el ministro de Educación, Andrés Navarro hizo un llamado a todos los sectores con incidencia en el desarrollo nacional y a la sociedad en su conjunto, para asegurar que todos los niños, niñas y adolescentes estén en las escuelas, no laborando.

Navarro fue enfático al decir que “es indispensable que los niños, niñas y adolescentes estén en las escuelas, sin ninguna justificación y, mucho menos la del trabajo infantil, impidiendo a nuestros menores el desarrollo adecuado de su ser cognitivo y emocional, sobre todo ahora donde las oportunidades son diversas”.

Consideró que la infancia y la adolescencia deben ser sagradas para todos los dominicanos, ciclos donde se concretan los estudios, el deporte y el ocio sano, en el calor de la familia, por lo que “nunca la explotación laboral debe ser aceptada en nuestros niños. Este es el tiempo de estudiar y formarse, no de realizar ninguna actividad económica”.

Navarro precisó que con la Revolución Educativa del presidente Danilo Medina, sobre todo con la modalidad de la Jornada Escolar Extendida, las oportunidades que tiene nuestra infancia y adolescencia de estudiar son mayores, con miles de nuevas aulas, maestros capacitados y docencia de ocho horas con desayuno, almuerzo, merienda, uniformes, libros y materiales didácticos diversos gratuitos.

“República Dominicana debe ser una sociedad cada vez más comprometida con los derechos de la infancia, por esa razón el presidente Danilo Medina ha estado auspiciando esta Revolución Educativa, dando garantías a todas las familias para que sus niños, niñas y adolescentes estén en las aulas, haciendo lo que deben hacer: estudiar”, puntualizó.

El ministro de Educación instó a toda la población, en especial a la comunidad educativa, estar atenta para evitar o prohibir, en cualquier circunstancia o espacio, el trabajo infantil. “Es una tarea y causa de la nación dominicana que debemos seguir auspiciando y apoyando en favor de nuestro presente y futuro. La escuela hoy más que nunca es el lugar natural donde deben estar todos los niños, niñas y adolescentes”, sostuvo.

“Debemos estar atentos para que en cualquier lugar de la República Dominicana nos aseguremos que todos los niños, niñas y adolescentes estén en las escuelas. Que no haya ninguna justificación para que un niño esté fuera de las aulas y mucho menos la justificación del trabajo infantil para impedir a nuestros menores el desarrollo adecuado de su ser cognitivo y emocional. Sigamos comprometidos con los derechos de los infantes. Asegurémonos en todos los niveles para eliminar el trabajo infantil”, expresó Navarro.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el “Día Mundial contra el trabajo infantil” en el año 2002 para concienciar acerca de la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicar esta realidad. El Día mundial contra el trabajo infantil de este año, el 12 de junio, estará dedicado al impacto de los conflictos y catástrofes. En período de conflicto, en situación de catástrofe, cuando los medios de subsistencia son destruidos, los servicios básicos interrumpidos y las personas se ven obligadas a huir de sus hogares, familias enteras se vuelven más vulnerables. Pero son los niños quienes con frecuencia pagan el precio más alto.

Enlaces