El Gobierno está invirtiendo más de RD$800 millones en utilería escolar que utilizarán los estudiantes de las escuelas públicas el próximo año escolar.
En la actualidad unas 169 empresas del área textil venden zapatos, mochilas, pantalones, camisas y medias al Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) donde más de un 85% son pyme. El director del Inabie, René Jáquez Gil, informó que para el año escolar 2017-2018 la entidad tiene previsto entregar unos 750 mil kists a igual número de estudiantes, ubicados según el mapa de pobreza, en todo el territorio nacional.

Agregó que las pyme que participan como fabricantes son 44 empresas que fabrican mochilas, tres confeccionan medias, 27 son empresas grandes que fabrican uniformes, 68 son empresas pyme, que fabrican uniformes, 24 pequeñas empresas fabrican zapatos.
Informó que en los últimos cuatro años, el Gobierno a través del Inabie ha invertido más de RD$2,000 millones en la compra de utilería escolar, beneficiando a más de siete mil estudiantes. Expuso que esta inversión ha activado las economías locales de las diferentes provincias del país, ya que estas empresas compran en sus localidades los insumos y usan manos de obras de la zona.

 El Gobierno reducirá en un 50 por ciento el componente importado de los alimentos que se utilizan para el desayuno y almuerzo en las escuelas públicas el próximo año escolar y en los dos subsiguientes en 25 por ciento hasta lograr que todos los alimentos sean de origen nacional, dijo el administrador del Banco Agrícola, Carlos Segura Foster, al participar como invitado en Encuentro Económico de HOY.


Segura Foster destacó que esa iniciativa del actual Gobierno de Danilo Medina tendrá un impacto positivo en miles de productores, logrando así una verdadera revolución en el sector agropecuario dominicano.
Indicó que para el nuevo año escolar 2017-2018 los estudiantes que ingresarán a la Jornada de Tanda Extendida aumentará de un millón 200 mil a un millón 800 mil, lo que requerirá de un aumento en la producción de distintos rubros. Citó entre ellos la leche y frutas (guayaba, fresa, chinola, guanábana) que se utilizan para saborizarla.


Resaltó que para cumplir ese objetivo el Presidente de la República estableció que las licitaciones que ya se están haciendo sea obligatorio que los suplidores tengan que ofertar materias primas de producción nacional, reduciendo así en un 50% las de importación, con la meta de que en los dos años siguientes la disminución sea de un 25%.
El administrador del Banco Agrícola agregó que esa iniciativa del mandatario está enlazada a la meta de que al país llegue un turista por cada habitante dentro de los próximos ocho años, ya que cuando viene un visitante y consume un producto de origen nacional significa una exportación.


Dijo que esa visión del presidente Medina es lo que ha obligado a que la política de financiamiento esté conectada a tres ejes fundamentales, siendo uno de ellos el desarrollo del sector agropecuario.
Agregó que a pasar de que hay un deceso en el ritmo de crecimiento de la economía dominicana ese sector es el que sigue registrando mayor aumento, de acuerdo a las estadísticas del Banco Central. (Vía Periódico Hoy)

El Proyecto de Fortalecimiento de la Alimentación Escolar Sostenible, que se aplica en Monte Plata con el apoyo de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas para Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Gobierno de Brasil, podría extenderse a otras provincias del país, informó ayer el director ejecutivo del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie), René Jáquez.
El proyecto consiste en que todos los alimentos que se consumen en el desayuno escolar y en la Tanda Extendida son producidos en Monte Plata, lo que impacta la economía local, explicó Jáquez.
Resaltó que se sobrepasaron las expectativas de los promotores del proyecto, que se inició en 60 escuelas. “Durante dos años y algunos meses tenemos cosas concretas que multiplicar que trascienda las fronteras de la provincia de Monte Plata”, agregó.
Expresó que el proyecto tuvo su inspiración en Brasil. “Nosotros hemos superado el modelo y hemos convertido el país en un referente para otros países de Centroamérica y el Caribe, porque tienen unos resultados suficientes para que otras naciones se interesen en saber lo que estamos haciendo”, dijo.
En tanto, el representante de la FAO en el país, Carmelo Gallardo, destacó las bondades del proyecto durante un acto celebrado en el Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI).
Najla Veloso, coordinadora Regional del Proyecto de Fortalecimiento de Programas de Alimentación Escolar en América Latina y el Caribe, aseguró que el programa que ejecuta el Inabie es una excelente experiencia de sostenibilidad que ha dado muy buenos resultados y debe ser llevado a todo el país desde un enfoque de derechos humanos.
Consideró que no es posible establecer una buena política de alimentación escolar sostenible sin la intersectorialidad y la gobernabilidad y con compromisos asumidos por consejos intersectoriales.

Enlaces