El Inabie, más allá del alimento escolar

“Soy el encargado de recoger el cartoncito que los otros niños no hacen y me toca llevarlo, lavarlo y ponerlo al sol, después lo cojo y lo pongo en el centro de acopio”, respondió un estudiante de unos siete años a una pregunta del director del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) sobre su participación en el programa Escuelas Ambientales Sostenibles y Cultura 3R que aplica la entidad.

Esa es una iniciativa que abarca 106 centros educativos de Monte Plata y Santiago y René Jáquez Gil promueve, porque contribuye al medioambiente, y que le ha merecido dos reconocimientos internacionales.

El director del Inabie no disimula su emoción cuando se refiere a otros programas de gran impacto que desarrollan, como son salud preventiva, que incluye la bucal, visual, auditiva, epidemiológica e investigación y que involucra a alrededor de 1,670,147 estudiantes, con una inversión de RD$ 487,344,124 en los últimos seis años .

 
De esa manera, la dependencia del Ministerio de Educación impacta directamente en la salud de los estudiantes y les enseña a mantenerse sanos y cuidar el medio que les rodea.
Escuela Ambientalmente Sostenibles y Cultura 3R (reducir-reutilizar-reciclar)

Esto inició hace tres años como un plan piloto y ya lo exhiben como un proyecto de relevancia que justifican en la distribución de más de dos millones de cajas de leche y néctar dentro del Programa de Desayuno Escolar, que se convierten en residuos sólidos que se esparce creando contaminación y acumulación, en parte por deficiencias de cabildos que no recogen la basura y pensaron en crear un modelo de utilidad de esos residuos.

El proyecto surgió por recomendación de una madre que sus hijos estudiaron en un colegio privado donde éste fue implementado y se lo recomendó.

La iniciativa encontró respaldo en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura de Brasil (FAO Brasil), que trabaja con el Inabie.

Estudiantes en plena labor de reciclaje
Estudiantes en plena labor de reciclaje ( )

Yoselyn Gutiérrez, encargada de cooperación internacional del Inabie, dijo que el plan ha revolucionado lo que es la disposición de los residuos sólidos, el implementan en 106 centros educativos de Monte Plata y Santiago, logrando impactar a más de 17,018 personas insertadas en logísticas de separación, acopio, entrega de residuos, asimismo, a 2,600 alumnos capacitados como “delegados ambientales escolares (40 por centro educativo).

Dijo que hasta la fecha han logrado reciclar 25 toneladas de residuos brik, lo que representa 2,500,000 cajas.

Se provee a los centros educativos de los utensilios que se necesitan para separar y habilitar los espacios de almacenaje para acopiar correctamente.

La iniciativa ha recibido dos reconocimientos internacionales, una de ella del Banco de Brasil, que le reconoce como un proyecto sostenible y replicable.

Gutiérrez atribuye parte del éxito a la vinculación que han hecho con los suplidores, que se encargan de sacar los materiales sólidos y llevarlos a la industrias de reciclaje, lo que genera el emprendurismo con el tema del reciclaje.

Les dan participación a los estudiantes para que aprendan y se empoderen del proyecto y mantengan su entorno limpio.

De su lado, Elías Tejeda, encargado de proyectos del Instituto, dijo que es un programa que busca también crear consciencia ambiental, lo que se logra con la separación, acopio y entrega de los residuos reciclables. La meta es llegar a 446 centros educativos para el próximo año escolar.

Se ha estructurado una especie de cascada, donde se forman multiplicadores que son formados como delegados ambientales y líderes escolares de sus centros educativos. Ellos se convierten en los custodios del proyecto y eso contribuye al éxito.

Jáquez Gil y Yoselyn Gutiérrez, encargada de cooperación internacional del Inabie.
Jáquez Gil y Yoselyn Gutiérrez, encargada de cooperación internacional del Inabie.
Los demás programas

Asimismo, está el Programa de Salud Preventiva, que tiene también un alto alcance y cobertura, debido a las dos jornadas de desparasitación anuales que aplican a los más de dos millones de estudiantes que tiene el sector público del sistema educativo.

Sobre el plan de salud bucal, Jáquez Gil, dijo que ha beneficiado a 1,200,000 alumnos en los últimos seis años. El programa cuenta con odontólogos distribuidos en los 5,905 centros educativos públicos y semi-oficiales con cuatro módulos odontológicos móviles y 42 fijos, donde ofrecen servicios básicos de higiene bucal.

En cuanto a los programas de salud visual y auditiva, el director del Inabie dijo que éstos han beneficiado a miles de niños, atacando dos tipos de falencias que afectan de forma negativa el proceso de aprendizaje de los estudiantes.

Desde el 2012-2018 y de acuerdo con Jáquez Gil, el Inabie ha invertido RD$1,982,889 en promedio anual.

Search